952 226 652 | 664 545 206 consulta@drcuadros.es

Un niño boliviano recupera sus manos tras 5 operaciones en España| Noticia en varios periódicos, entre ellos La Vanguardia (13/11/2006)

Málaga.(EFE).- Un niño boliviano de 11 años ha logrado recuperar sus manos, que prácticamente perdió con un año al caer sobre un fuego, y ello ha sido posible tras cinco intervenciones quirúrgicas en un hospital de Málaga, ciudad donde ha estado acogido un tiempo y desde donde volverá a su tierra el martes.
Según informa el diario Málaga hoy, Antonio Chuvé Poñé prácticamente se quedó sin manos por perseguir a un pájaro, ya que, según explica que le contaron me caí en el fuego, y el accidente le dejó un muñón en la mano derecha y poco más en la izquierda, que le impedía coger objetos y escribía con mucho esfuerzo, aunque sí hacia faenas en el campo para ayudar a sus padres.
Las complejas operaciones realizadas en el Hospital Clínico de Málaga bajo la coordinación del jefe de la Unidad de la Mano del centro, Miguel Cuadros, han sido un éxito y le han permitido recuperar mucha movilidad y algo parecido a unos dedos con los que juega con vídeo-juegos y monta en bicicleta, indica el periódico.
Antes no podía agarrar el lápiz con la derecha, ahora sí, explicó el niño, que ya puede escribir con ambas manos y que ahora retornará a su pueblo, San Simón, próximo a la selva boliviana.
Señala el rotativo malagueño que los médicos le han creado dedos, reconstruido tendones e injertado nervios, con lo que ha recuperado la posibilidad de asir cosas y parte de su sentido del tacto y de la capacidad cerebral de dar órdenes a sus extremidades superiores.
El niño tenía que separarse ocho meses de su familia y someterse a varias operaciones y él mismo decidió hacerlo, dejó de recoger yuca, papayas y plátanos y partió hacia Málaga, donde una pareja de médicos lo ha acogido, un anestesista y una pediatra que participan en la misión humanitaria por la que 20 médicos malagueños viajan al altiplano boliviano para atender y operar a enfermos con dolencias como hernias o apendicitis, algo simple en Europa y mortal allí.
Esta misión la organiza cada verano la Fundación Hombres Nuevos que dirige el obispo Nicolás Castellanos, Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, con el jefe de Cirugía del Hospital Clínico de Málaga, Carlos Vara.
Esa fundación y Unicef le ofrecieron a Antonio ir a España a operarse para reconstruir sus manos en lo que era un reto para los mejores especialistas españoles y él tenía un poco de miedo a la operación, pero confiaba en lo doctores.
Ahora a las más de cien personas que le han ayudado les doy a todos las gracias por ayudarme, me sirve harto conocerlos y no los olvidaré nunca, entre ellos seis cirujanos de toda España reunidos para operarlo, su rehabilitadora Raquel Cantero y el personal del colegio Picasso donde ha estado escolarizado. VER NOTICIA COMPLETA en La Vanguardia

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
× Su cita por Whatsapp